Cómo elegir la casa adecuada cuando los hijos se van

•9 septiembre 2016 • Dejar un comentario

2-690x450

 

Cuando comprás tu primer vivienda para ofrecerle un hogar propio a tu familia, la elegís de acuerdo a las necesidades de los integrantes (habitaciones necesarias, zonas cercanas a escuelas, plazas, entre otras), sin embargo cuando tus hijos ya crecieron y empiezan a hacer su propia vida, llega un momento difícil en el que te preguntas: “¿Esta casa es muy grande para nosotros?”.

De acuerdo con la psicóloga Laura García, cuando los hijos anuncian que se marchan ya sea por independencia, estudios, trabajo o para iniciar su vida en pareja, comienza otra etapa difícil en la vida de los padres y se pueden presentar sentimientos negativos, ésta condición tiene por nombre Síndrome del Nido Vacío.

Por lo general, algunos padres no reciben con felicidad la noticia de que los hijos dejen su hogar, “pueden experimentar sentimientos de soledad, nostalgia, tristeza, desmotivación, trastornos del sueño, su autoestima se puede ver afectada e incluso pueden desarrollar síntomas asociados a la depresión”, indicó la especialista.

Entre los patrones de conducta que se suelen contemplar están: planear todas las cosas que te hayas prometido hacer algún día, forjar nuevas amistades o revivir las antiguas, iniciar un nuevo pasatiempo e incluso hay quienes contemplan vender la casa donde viven para comprar una nueva que se adapte a lo que se cree que serán sus necesidades (que sea más chica, que esté lejos del caos de la ciudad, que esté cerca de la playa, que sea un departamento, etcétera).

Si estás pasando por esta difícil etapa de la vida es importante no tomar decisiones erróneas, por ello, es recomendable analizar las siguientes variantes si tus hijos ya volaron de casa y estás pensando venderla y/o mudarte a otro inmueble:

Menos gente=menos necesidad de espacio, puede ser un error. Ahora que tus hijos no están, es normal que veas tu casa muy grande y desees cambiarte a un inmueble más chico; sin embargo puede que estés perdiendo de vista que al paso del tiempo la familia crece y probablemente una casa chica no sea suficiente en tus reuniones familiares.

-Necesitas una casa que empate con tu ahorro para el retiro. Lo común es que tus hijos migren de casa cuando ya tengan edad suficiente para una vida completamente independiente, lo que significa que vos ya estás en una edad madura y donde es necesario que comiences a vislumbrar todas las vertientes de tu retiro. Esto hace necesario que contemples mudarte a una casa que genere gastos que vayan acorde con los ingresos que tendrás en tu jubilación.

-Un hogar cómodo para ustedes. Muchas personas suelen pensar que con un departamento es suficiente, y probablemente así sea, pero -retomando la idea de que será un inmueble donde estarás hasta una edad avanzada- estar en el quinto piso no será una situación cómoda y favorable. La mayoría de quienes contemplan cambiarse de casa cuando los hijos se van, lo hacen con la idea de que después de esta mudanza ya no volverán a cambiar de hogar; por esto es necesario que contemples todas las características del inmueble que elegirás y pienses si te ves cómodo ahí en mucho tiempo.

-“Me voy a la playa”. Probablemente cuando ya no sientas obligación alguna sobre tus hijos llegue a tu cabeza la idea del retiro ideal en una casa cerca de la playa. Esta es una decisión que debes tomar con cautela, tener una casa de descanso no significa que tengas que vivir ahí siempre; si tushijos están mudándose a sus propias casas no quiere decir que no quieran verte y las visitas a un lugar que requiere de largos recorridos pueden hacerse poco frecuentes. Además, recuerda que las personas grandes se enferman más seguido, lo que hará que necesites cuidados y atenciones que estando tan lejos de la familia pueden ser difíciles de obtener.

La decisión de si mudarte a una casa con diferentes características a la que tenes por ahora en tu hogar es sólo tuya, sin embargo cuando tuhijos dejen el nido es importante que consideres bien y vislumbres con tranquilidad cómo y en dónde querés vivir más adelante.

Por último, tomá tus precauciones; situaciones derivadas del Síndrome del Nido Vacío pueden hacerte tomar decisiones precipitadas y no muy acordes con la etapa de retiro que en verdad deseas. De acuerdo con la especialista en psicología, Laura García, muchos padres contrarrestan los efectos negativos de la independización de sus hijos preparándose para ello, “así como hay una preparación para la llegada de un bebe, de la misma manera se puede prevenir y realizar diferentes prácticas y estrategias que permitan mitigar la ausencia de los hijos”.

 

 

FUENTE: http://www.zonaprop.com.ar

Los riesgos de perder plata con un alquiler

•5 septiembre 2016 • Dejar un comentario

ciudadblog-690x450

En el universo de las inversiones tenemos dos grandes mundos: renta fija y renta variable.
Y los inmuebles están clasificados, con toda razón, como renta variable.

A muchos esto les puede causar extrañeza, porque para la mayoría de quienes recién se acercan o “tocan de oído” en el mundo de las inversiones el real estate es una de las inversiones más seguras que existen.

Frase clásica: “Comprar un departamento para alquiler y recibir un flujo constante, eso es renta fija. Perder plata es imposible”.

Pero no. Lo cierto es que sí es posible perder dinero invirtiendo en inmuebles para alquiler.
Para entenderlo, lo primero es sacar de la ecuación al inmueble mismo. Es decir, la solidez y seguridad que su propiedad nos otorga.

Una vez eliminado ese espectro podemos pasar a comprender, de verdad, qué es lo que significa “perder dinero”.

Perder dinero, parte I: lo que entra es menos de lo que sale

Una primera manera de entender este concepto es muy simple. Si salimos de un negocio con menos plata de la que entramos, estamos perdiendo plata.

En el caso del real estate, digamos que si compras o construyes un inmueble, luego lo alquilas o no por un tiempo y, finalmente, lo vendes por un valor menos al total de tu inversión (lo que invertiste más el alquiler o alquileres que cobraste).

En este caso es claro, la respuesta es “sí, perdiste plata”. Porque es totalmente posible perder dinero dentro de este concepto, por mucho de que la probabilidad sea baja. Por supuesto, para lograr esta “hazaña” necesitás comprar un inmueble que esté caro respecto del mercado y después ser obstinado al punto de no darte cuenta que necesitas bajar el alquiler para obtener ingresos.

Si pasa eso, al no recibir ingresos seguros te van a comenzar a comer los nervios y terminarás vendiendo el inmueble a cualquier precio con tal de sacártelo de encima.

Así que una vez más: la posibilidad de que todo esto se dé al mismo tiempo es baja, pero no imposible.

Perder dinero, parte II: el peligro aumenta

Ahora, la probabilidad crece si entraste a tu obstinación le agregamos que entraste al negocio con plata prestada. Si el inmueble no se alquila y tenés que empezar a repagar, en ese caso se amplía la posibilidad de tener problemas de liquidez en el caso de no tener una reserva financiera adecuada para soportar la propia porfía.

Es posible que no hayas hecho bien las cuentas respecto del precio del alquiler y que contaras con ese ingreso sí o sí, y en ese caso podrías llegar a tener un flujo de caja negativo respecto de tus gastos corrientes y sea ya tu propio dinero el que comience a escurrir de tus manos.

Sin una reserva financiera la venta apurada se aceleraría aún más, aumentando la pérdida.

Construye un margen de seguridad contra las pérdidas

En general, la mejor recomendación en estos casos es construir márgenes de seguridad.
En primer lugar, claro, es necesario tener reservas financieras. Algunos recomiendan siempre tener ahorros para vivir, por lo menos, seis meses sin tener ingresos. Ya que, sin eso es más difícil contar con el capital necesario para iniciar una aventura financiera.

En segundo lugar, calcular con suficiente “aire” que la tasa de retorno del inmueble que está adquiriendo para alquiler sea mayor a la tasa de financiamiento. Esto es para que, en la eventualidad de que no puedas alquilar el inmueble al precio deseado, tengas el espacio necesario para aguantar.

 

 

FUENTE: http://www.zonaprop.com.ar

Tips para aprovechar el espacio debajo de las escaleras

•2 septiembre 2016 • Dejar un comentario

¿Vives en un hogar con escaleras y no sabes cómo aprovechar el espacio que hay debajo de ellas? No te preocupes, te compartimos estas ideas para que te inspires y pongas manos a la obra.

 

Librero

Ordenar libros en un librero siempre es lo más adecuado para cuidar de ellos.

escaleras-libros-debajo-de-escaleras-ideas-casa

 

Armario

Tener un lugar extra para guardar ropa, siempre será buena opción.

escaleras-ideas-casa-closet
Almacenamiento adicional

Los compartimientos son discretos y permiten guardar diferentes cosas o colocar algún objeto decorativo.

escaleras-casa-ideas-debajo-de-escaleras

 

Portabicicletas

Esto ayudará a guardar las bicicletas dentro de la casa sin que se conviertan en un estorbo.

escaleras-bicicletas-casa-ideas-debajo-de-escaleras

 

Mini bar

Adaptar este lugar para acomodar botellas de vino o colocar una pequeña barra con periqueras, es una buena idea para fomentar la convivencia familiar o para invitar a los amigos.

mini-bar-escaleras-casa-ideas

Área de descanso

Si lo que buscas es un lugar para leer, escuchar música o descansar, ¿por qué no colocar un pequeño sillón?

descanso-escaleras-ideas-casa


Sala para trabajar o estudiar

Un pequeño escritorio, una silla y una lámpara, serán suficientes para poder realizar trabajos de oficina o realizar tareas de escuela.

escleras-escritorio-casa-ideas

Baño para invitados

Si sólo hay un baño y se encuentra en el segundo piso, un baño medio o completo en planta baja, será una buena idea para que los invitados no tengan que subir escaleras.

bano-debajo-de-escaleras-ideas-casa-tips

 

FUENTE: http://www.zonaprop.com.ar

10 pasos para mudar tu negocio

•29 agosto 2016 • Dejar un comentario

mudanza2-690x450

Mudar un local comercial es un proceso más o menos complejo según el rubro, si tenemos que trasladar artefactos o muebles pesados u otro tipo de objetos frágiles. Es recomendable que nos asesoremos con una empresa profesional, para saber qué servicios contratar según nuestras necesidades e intereses.

Sin embargo mucho del éxito del traslado y de la nueva localización de nuestro negocio tiene que ver con la planificación y el orden. Te contamos cuáles son los 10 pasos para mudar tu negocio exitosamente.

1. Elegir la nueva locación: para esto, debemos pensar si priorizamos conservar nuestros clientes o queremos hacer una clientela completamente nueva. Los costos de alquiler o compra, la distancia entre la ubicación y el domicilio de los empleados y el impacto que la imagen del barrio puede tener sobre nuestro local son otros factores para considerar.

2. Adaptar el negocio al nuevo lugar:
una nueva ubicación puede requerir cambios de horarios y en las estrategias de marketing.

3. Elegir un responsable de mudanza: un empleado o dueño debe ser responsable de la mudanza para coordinar los esfuerzos y estar autorizado a hacer contrataciones y cambios.

4. Establecer un presupuesto: podemos consultar diferentes empresas de mudanzas para que elaboren un cálculo aproximado del costo del traslado.

5. Elegir una empresa mudadora: Comparemos la calidad y precio de servicio ofrecen las empresas que consultemos y elijamos una empresa para realizar nuestra mudanza. Es fundamental evaluar bien el contrato y fijar la fecha de la mudanza.

6. Realizar los preparativos: embalar todo prolijamente evita el desorden y el peligro de que se rompan objetos frágiles.

7. El día D: Etiquetar las cajas y tener todo listo cuando llega la mudadora nos ahorrará tiempo. No podemos olvidar los permisos para estacionar el camión.

8. Reacomodar: Ordenar el nuevo local nos puede tomar algunos días, tenemos que tenerlo en cuenta antes de fijar una fecha para re-inaugurar.

9. Reinauguración: Podemos hacer un evento o simplemente reabrir como un día habitual. Lo importante es chequear que funcione todo lo necesario: artefactos eléctricos, cajeros, etc.

10. Disfrutar: Ya estamos mudados, ahora podemos trabajar con todas las ventajas que ofrece el nuevo espacio a nuestro negocio.

 

FUENTE: http://www.zonaprop.com.ar

Mudanzas baratas ¿Cuáles son los riesgos?

•26 agosto 2016 • Dejar un comentario

mudanza-690x450

Aunque mudarse es algo que se hace una vez cada tanto, cuando nos toca, no conviene ahorrar en gastos ya que puede traernos inconvenientes, es por esto que te presentamos el top 4 de los casos más temidos por quienes se mudan:

1.Roturas y daños: es muy común que las cosas frágiles no lleguen enteras si no se tiene el cuidado necesario para su traslado. Es importante haber embalado de manera adecuada cada objeto para evitar las roturas y daños de aquellas cosas que son más susceptibles a romperse o de las que tenemos más aprecio.

2.Pérdidas: aunque parece imposible ya que la mayoría de las cosas se trasladan en cajas cerradas, la pérdida puede ocurrir por olvido, por desconocimiento de un objeto o simplemente porque se perdió en el camino. Por ello es recomendable realizar una mudanza organizada, clasificando todo lo que se lleva y teniendo un check-list para verificar que todo llegó a destino.

3.Estafas: para evitar este punto, es importante supervisar que la empresa sea seria y responsable. Fijar ciertos puntos de contratación con una empresa de mudanzas, como ser el precio acordado, el día y hora, el cuidado de los objetos y que en caso de rotura estén cubiertos.

4.Atrasos: por lo general muchos edificios tienen un horario de mudanza que debe cumplirse, de ser una casa por seguridad la mudanza debería realizarse durante el día. Es por ello que hay que seguir un esquema para no atrasarse, diseñando desde la posición en que se trasladan los objetos, para que entre todo y evitar realizar varios viajes, hasta el camino que tomará el camión de mudanza, para evitar retrasos por tráfico o calles cortadas.

 

FUENTE: http://www.zonaprop.com.ar

Lo mejor y lo peor de los pisos flotantes

•22 agosto 2016 • Dejar un comentario

portada-1-690x450

¿Estás interesado en hacer algunos cambios en tu casa y estás pensando en colocar pisos flotantes? En esta nota te mostramos las principales características de este tipo de pisos, sus ventajas y desventajas y algunos tips para optar por la mejor elección.

El piso flotante es una clase de revestimiento que se puede apoyar sobre cualquier superficie, ya sea en paredes o suelos – siempre y cuando la superficie sea lisa y firme-. Se coloca sin pegar, clavar ni atornillar. Cada tabla va machihembrada con una manta de poliestireno. En general, tiene un espesor de entre 8 y 15 milímetros, lo que permite conservar el piso ya existente y colocarlo por encima. No se decolora por efecto de la luz del sol y es posible colocarlo en ambientes calefaccionados mediante loza radiante. Ten en cuenta que existen distintas calidades de pisos flotantes y la variación depende de su dureza y resistencia al desgaste – cómo responde ante quemaduras, manchas, etc-.

¿Qué es lo mejor y lo peor de los pisos flotantes?

Lo mejor de este tipo de revestimientos es que son resistentes por lo que perduran más. Asimismo, su instalación es sencilla y rápida, pudiendo transitarlos inmediatamente después de haber sido colocados. Por sus componentes, se convierten en los mejores aislantes térmicos y acústicos y, además, son ecológicos.

En cuanto a sus desventajas, los de tipo melamínico no logran asemejarse a un piso de madera y aquellos que ofrecen mayor realismo resultan un tanto caros. Por otro lado, si bien su limpieza es sencilla, hay que tener mucho cuidado con el agua, debiendo limpiarlos sólo con un trapo húmedo.

¿Cómo está compuesto este tipo de revestimiento?

Básicamente, lo conforman 4 capas:
– Overlay: es la que está por arriba de todo y está realizada a base de resinas que crean un laminado determinado. Esto es lo que brinda la durabilidad y resistencia.
– Laminado o melamina: la primera es una chapa de madera, la segunda, una imitación de madera en alta resolución. Esta capa es la que le da la terminación al revestimiento.
– Sustrato: como su nombre lo indica, se trata del cuerpo del piso. Se compone de MDF o HDF con y posee un tratamiento antihumedad.
– Lámina estabilizadora: es una lámina de balance que brinda apoyo y estabilidad al piso. Al igual que el sustrato, funciona como una capa anti-humedad.

 

FUENTE: http://www.zonaprop.com.ar

¿Cómo elegir bien un departamento?

•19 agosto 2016 • Dejar un comentario

depto-690x450

Al visitar un departamento por primera vez muchas veces no sabemos qué mirar o qué preguntar para evaluarlo. Aquí algunos consejos para compradores e inquilinos primerizos.

Hay algunos simples tips a tener en cuenta para mirar con lupa una propiedad que nos interesa ya sea para comprar o alquilar. En principio, por supuesto, hay que considerar nuestro presupuesto, cuestiones legales como el título de propiedad, gastos de expensas y deudas existentes.

Más allá de lo jurídico y contable, lo importante a la hora de evaluar una propiedad es saber diferenciar las características que no se pueden modificar y las que, con un poco de inversión, se pueden mejorar. En esta oportunidad nos vamos a centrar en las más importantes, esas cuestiones que por más que nos guste el departamento, no se pueden modificar.

La ubicación: esto es lo básico. Viene definido en gran parte por nuestro presupuesto. Los departamentos cercanos al subte son mucho más cómodos aunque también más caros. La seguridad es otro factor a analizar que se puede indagar preguntando a vecinos y comerciantes. Por otro lado, es bueno preguntarse si hay colegios cerca, restaurants, bares, etc.

La orientación: esto define la luz y el calor que recibirá nuestro departamento. Es muy importante tenerlo en cuenta porque quizás nos generará gastos de electricidad si es oscuro o de colocación de toldos en verano si hay mucho sol. La orientación preferida por la mayoría de los compradores es hacia el norte, porque tiene luz y sol todo el día. Le sigue hacia el este que tiene sol de mañana. En tercer lugar, estaría la orientación oeste que tiene sol de tarde, y en último, la sur que no tiene sol nunca y además es la más húmeda.

El edificio: muchos piensan que la visita empieza entrando al departamento. Es un error común. Gran parte de la información importante para evitar futuros inconvenientes se debe ver desde la puerta de entrada. El estado del edificio (limpieza, paredes pintadas o descascaradas) nos puede indicar la antigüedad del mismo. También es bueno prestarle atención a los ascensores para calcular si los muebles entran o no. Por otra parte, es útil prestar atención a cuántos ascensores hay para qué cantidad de departamentos. También, es importante escuchar si hace ruido en el caso que el departamento en cuestión se encuentre muy cerca del ascensor.

Los ruidos: Es bueno visitar la propiedad a diferentes horas para comprobar si los vecinos son ruidosos. Por otra parte, hay que prestar atención a los locales comerciales aledaños, por ejemplo, si hay escuelas, jardines de infantes o bares. También se puede preguntar si los departamentos son apto profesional. En ese caso puede ocasionar ruidos el flujo constante de personas entrando y saliendo del edificio.

Distribución de la planta: Si bien es posible hacer obra y cambiar algunos ambientes es algo costoso, molesto y que retrasa nuestra entrada al departamento. Para evitarlo hay que ver si el departamento tiene buena circulación. En términos ideales que se pueda ir a la cocina desde los dormitorios sin pasar por el living, por ejemplo. También es útil tomar medidas de los ambientes para calcular si nuestros muebles se adaptan al espacio.

 

Fuente: http://www.zonaprop.com.ar