Más complejos entre la arena y el agua

En Mar de las Pampas, Mar Azul y otras localidades se multiplican los desarrollos tipo apart hotel, con apuestas de gran categoría y amenities.

MAR DE LAS PAMPAS.- Imponente, asoma entre las primeras elevaciones de arena que quiebran esa interminable línea de playa despejada, teñida con pinceladas de verde que se extienden a medida que se avanza a contramano del celeste del océano; puro diseño contemporáneo y lleno de servicios, la imagen impactante del complejo Linda Bay Luxury Beach & Residences es la expresión más contundente de una ola de inversiones de gran categoría que se consolidan sobre el extremo sur del distrito de Villa Gesell.

Apart hoteles y condominios son la apuesta fuerte que los desarrolladores encararon en estas playas que despertaron interés desde hace algunos años y debido a esa gran combinación de bosque, arena y mar de Mar de las Pampas, pero que pronto se expandió hacia los balnearios vecinos como Mar Azul y Las Gaviotas. Así, el crecimiento de esta parte de la costa atlántica como destino de escapadas alentó la expansión de la oferta de alojamiento y servicios.

A esta obra se suma otra decena de proyectos de similares características que están preparados, pero limitados y en espera debido al cepo cambiario, que frenó en buena medida el conjunto de las operaciones inmobiliarias.

“El negocio sigue como alternativa firme porque la tasa de rentabilidad del sector supera todo”, expresó Fernando Ledo, director ejecutivo de la inmobiliaria Bullrich, que comercializa varios emprendimientos en estas playas.

Fue Mar de las Pampas la primera. Creció poco a poco con una geografía muy similar a la de Cariló, pero con valores más accesibles, lo que permitió que pequeños inversores también pusieran la mira aquí para concretar sus iniciativas, en algunos casos con propuestas multifamiliares y en otros con viviendas de veraneo.

“El lugar es muy requerido, pero el movimiento se resintió sobre el final del año porque con el cepo cambiario no hay un valor de dólar definido y pocos vendedores quieren quedarse con pesos en la mano”, dijo Vicente Acorrone, titular de la inmobiliaria que lleva su nombre.

Sobre una superficie de 50.000 m2 y con 18.000 m2 cubiertos, Linda Bay es el complejo más destacado por presencia y ubicación. Es uno de los pocos de la costa bonaerense que tiene amenities y, además, salida directa a la playa. Apenas 100 o 150 pasos separan al deck del solarium (donde resalta una piscina en forma de anillo) de la orilla del mar.

Ya se completó la primera etapa de comercialización, con todas las unidades vendidas, y se avanza en la segunda que involucra otros 50 departamentos. Hace tres años, cuando se lanzó el proyecto, el valor por metro cuadrado era de 1500 dólares; hoy es de 3000, pero en su equivalente en pesos. “El inversor tuvo una rentabilidad del ciento por ciento”, destacó Ledo.

La recorrida por Mar de las Pampas permite dar con otros emprendimientos más pequeños pero siempre confortables y con servicios. Por ejemplo, Aguaclara, que ingresa en etapas finales con cinco unidades de tres plantas, piscina, terrazas con parrilla y cocheras. O La Tinaja, con 16 unidades y amenities.

Ahora en plena temporada, la ocupación de los complejos de la zona es muy buena y aún mejor si se toma en cuenta lo que vendrá en las próximas semanas: ya está alquilado el 70% de las casas y algo mejor es el nivel de ocupación en aparts y cabañas, con expectativas de capacidad completa durante la segunda quincena de este mes.

Un chalet de cuatro ambientes se consigue entre 13.000 y 15.000 pesos la quincena. Próximo a esos valores cotiza una semana en un apart hotel para un grupo familiar de cuatro personas. Una unidad con dos dormitorios y vista al mar se paga unos 12.000 pesos.

 

MÁS ALLÁ TAMBIÉN

 Mar de las Pampas fue la primera de las localidades en atraer a los turistas que buscaban un entorno distinto. Foto: MAURO RIZZI. Foto: LA NACION 

Casi como un derrame natural, en busca de espacios vírgenes y con similares características, los ladrillos llegaron a Las Gaviotas, al sur de Mar de las Pampas y lindero con Mar Azul, última de las cuatro localidades que componen el distrito de Villa Gesell. Por ahí, según la alternativa que se elija, se paga entre 2000 y 2500 dólares por metro cuadrado.

Imagen

 

En forma de abanico, Ville Laurus crece. Este condominio premium ya tiene en pie el edificio compuesto por planta baja y tres pisos en los que se reparten 32 semipisos de 70 a 90 metros cuadrados con todos los servicios, incluida una piscina in-out.

Una serie de tres emprendimientos bajo el nombre Villa Papini, uno de ellos a 10 metros de la playa, le empezaron a dar vuelo alto a estas pequeñas playas que, como toda la región, tienen su buena dosis de vegetación que nace en la ruta 11 y llega hasta las playas, todos resaltados por su diseño en el que predominan las terrazas soleadas, permitan el sistema Rental Condo, que abre a los propietarios de esas unidades la posibilidad de alquilarlas en los períodos en que ellos no las utilizan. Los operadores de este servicio aseguran que esa chance aporta una renta anual del 10%.

De a poco, Mar Azul también contagia. Hay obras en marcha y algunas bastante avanzadas. Incluyen proyectos de menor envergadura, ideales como inversión y opción de renta como alquiler de temporada.

 

70% reservado
Ésa es la proporción de propiedades ya alquiladas para la segunda quincena de enero . Este número no incluye la demanda en aparts y cabañas.

 

Fuente: La Nación

http://www.lanacion.com.ar

Anuncios

~ por Gama Propiedades en 8 enero 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: