Amigos de amenities

Los espacios comunes de las nuevas edificaciones, como piletas o parrillas, redefinen la típica relación de vecinos y proponen otro tipo de socialización.

Imagen

Cualquiera podría creer que cuando Juan Remolino, de 38 años regresa a su casa, en Coghlan, traspasa el portón de entrada del complejo Tronador para hacer vida hogareña. Lejos del centro, la vida social. Y más aún en estos días en los que el frío comienza a decir presente. Pero la realidad es otra.

Puertas adentro, este complejo, tal como la mayoría de los nuevos edificios con amenities , ha dado lugar al surgimiento de toda una nueva vida social intramuros. Sólo esta semana, Juan y sus vecinos se encontraron cuatro veces en distintos eventos dentro del complejo: el lunes para jugar al fútbol; el martes él y Carolina, su mujer, fueron al cumpleaños de la hija de uno de sus amigos en el SUM; el miércoles, la cita fue en el microcine para ver el partido de Boca, y el jueves, se convocó a una cena por WhatsApp en el restaurante que está junto a la piscina. El menú: sushi y champagne. ¿Los invitados? Los diez amigos del edificio que se encuentran todas las semanas.

Las nuevas edificaciones que ofrecen servicios como piscina, restaurante, gimnasio, cine, canchas de tenis o golf, entre otras cosas, han dado origen a un nuevo tipo de vecindad. Habitados en su mayoría por parejas jóvenes con hijos pequeños, con un perfil bastante homogéneo, las áreas comunes de estos complejos se convirtieron en verdaderos puntos de encuentro para un nuevo tipo de socialización. Más allá de la conflictividad que pueda venir originada por el hecho de tener que compartir ciertos espacios, lo cierto es que muchos de los habitantes de estos complejos dicen tener un vínculo con sus vecinos que va más allá del simple saludo o del pedido de un favor que los saque de un apuro. Se juntan, se visitan, se motivan mutuamente para hacer gimnasia. En muchos casos, funcionan como pequeños cosmos. “Son verdaderos countries urbanos”, define Osvaldo Loisi, presidente de la Liga de Consorcistas.

No son pocos los habitantes de edificios con servicios. En pleno boom inmobiliario, en 2007, el 52% de las nuevas propiedades construidas fue catalogada como lujosa y suntuosa, según un informe de la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno porteño. Para ser consideradas suntuosas, deben contar con salón de usos múltiples, pileta de natación y jardín.

“Hoy, el 80% de las nuevas edificaciones incluye amenities “, detalla Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario.

“Se volvieron un requisito para las nuevas construcciones. Un edificio levantado sin servicios compite en inferioridad de condiciones”, dice. Según la inmobiliaria L. J. Ramos, en la zona norte de la ciudad de Buenos Aires el 57% de los nuevos edificios tiene pileta de natación; 46,5%, solárium; 38,2%, parrilla; 38%, salón de usos múltiples, y 31,8% tiene gimnasio.

Desde que se mudaron al complejo Tronador, la vida social de Augusto y María José se volvió bastante intensa. Si antes regresar a casa significaba volver a la intimidad del hogar, ahora la cantidad de actividades que se ofrecen allí adentro multiplican las opciones de hacer algo antes de ir a dormir. Puede ser ir al gimnasio o a la pileta. Al menos una vez por semana terminan cenando con sus amigos del complejo, a quienes no conocían antes de su mudanza.

Un día de verano, cuando estaban todos en la pileta, alguien propuso cenar esa noche juntos. Fue el comienzo de una amistad. Desde entonces formaron un grupo de WhatsApp que los mantiene conectados durante todo el día. Unos encuentros más tarde decidieron elegir un presidente del grupo, que es el responsable de organizar al menos una actividad semanal. Además, Sol, Carolina, María José, Paula y la otra Sol suelen llamarse cuando vuelven a casa del trabajo y se juntan a tomar mate. Juan, Agustín, Martín, Augusto y Fernando suelen jugar al fútbol, al tenis o hacer salidas sólo para hombres.

Y sí, sus amigos de otros ámbitos están un poco celosos. “¿Cómo puede ser que todos los días tengan programa?”, les reclaman.

María José, en el último tiempo, además, hizo varios cursos de alta cocina y maquillaje. Lo tomó como algo personal. Pero hace un par de meses, Sol Quarrello, vecina del complejo, la contactó para que la maquillara antes de un evento social y desde entonces, la voz comenzó a correr entre los demás departamentos. Buen gusto, excelentes productos. Casi no hay sábado que no reciba algún pedido de alguna de las habitantes del complejo para un make-up . Y todo, sin salir del predio.

Los elegidos

Una encuesta determinó los espacios comunes preferidos, según la edad

  • Segmento 25-35 años
    La parrilla aparece como el lugar primordial para los vecinos más jóvenes, seguido de la pileta climatizada, las cocheras y el control de acceso.
  • Segmento 36-40 años
    En este grupo, el control de acceso es lo principal y la pileta climatizada. La parrilla pasa a un cuarto puesto en las preferencias.
  • Segmento más de 40 años
    El control de acceso es la principal exigencia; en segundo lugar está el solarium (que aparecía postergado en los grupos anteriores) y la pileta cae al quinto puesto.

Nota relacionada: http://www.lanacion.com.ar/1550972-amenities-mas-economicos

Fuente: Diario La Nación

www.lanacion.com

 

 

 

Anuncios

~ por Gama Propiedades en 22 mayo 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: